CONTACTA CON NOSOTROS

Telf.: 91 447 00 25

info@cls-idiomas.com
Más información y Catálogos

Catálogo cursos CLS 2019

Press enter to begin your search
Residencia vs familia. Aprender idiomas en el exranjero

Aprender idiomas en el extranjero – Alojamiento en familia o en residencia

¿Qué alojamiento es mejor para aprender idiomas en el extranjero?.

Llega el verano y muchas aventureras y aventureros aprovechan estas fechas para aprender idiomas en otro país. Podemos encontrar innumerables cursos de idiomas en el extranjero de todo tipo; para deportistas, amantes del arte, intensivos, de preparación a exámenes oficiales, de inmersión total, orientados a las nuevas tecnologías… La oferta es muy amplia y seguro que encontramos varios de ellos que encajan con nuestras preferencias pero hay un elemento muy importante a la hora decidirnos por uno o otroel alojamiento.

¿Qué alojamiento es mejor para aprender idiomas en el extranjero?. Profundizamos en las principales ventajas y los posibles inconvenientes de los cursos con alojamiento en familia y residencia:

Alojamiento en Residencia

Miles de colegios y universidades en países como Estados Unidos, Canadá, Irlanda o Inglaterra ponen a punto sus residencias estudiantiles de cara a los meses de verano. Estudiantes de todo el mundo las ocupan en el periodo estival para aprender inglés en un ambiente internacional, hacer uso de sus instalaciones y tener la oportunidad de vivir un ambiente típicamente universitario o escolar.

Principales ventajas del alojamiento en Residencia

  • Ubicación ✅: En la mayoría de ocasiones, la residencia donde se alojan los estudiantes se encuentra a escasos minutos caminando de las instalaciones principales donde se desarrolla el curso (aulas, cafetería , instalaciones deportivas…) por lo que los desplazamientos diarios suelen ser rápidos y cómodos.
  • Camaradería ✅: Al residir los todos los estudiantes en la misma ubicación y en muchos casos compartir habitación con otros compañeros, se propicia un sentimiento de unión y hermandad entre todos los miembros del grupo que evita en muchos casos el temido homesick, o sentimiento de nostalgia hacia a los padres.
  • Comodidad ✅: Adaptarse a las normas y horarios de una residencia es menos exigente que aclimatarse a las costumbres, normas y estilo de vida de una familia extranjera que consideran a los estudiantes de intercambio como uno más en su casa.
  • Entretenimiento ✅: Los cursos con alojamiento en familia suelen organizar distintas actividades complementarias a las clases de inglés aprovechando las instalaciones de la propia residencia u organizando visitas a los principales lugares de interés de la zona.
  • Ambiente internacional ✅: En muchos casos las residencias están repletas de estudiantes de diferentes países que no entienden nuestra lengua materna y ello propicia que podamos practicar el inglés con nuestros nuevos amigos y conocer diferentes culturas mientras hacemos nuevos amigos.

Posibles desventajas del alojamiento en Residencia

  • Práctica del idioma ❌: Una de las ventajas del alojamiento en residencia puede llegar a convertirse al mismo tiempo en una de sus desventajas. El hermanamiento y la camaradería creados entre los miembros del grupo que pasan tanto tiempo juntos puede traer consigo un excesivo uso de su lengua materna dejando de lado el uso del inglés para comunicarse con locales, lo que le ayudaría a ganar confianza y mejorar su vocabulario, usos gramaticales, pronunciación y entendimiento.
  • Inmersión a medias ❌: Alojarse en una residencia con otros compañeros es una herramienta fantástica para conocer nuevos amigos y amigas de otros países, aprender de su cultura, costumbres, etc. Es fantástico que tengan la oportunidad de estar inmersos en un ambiente internacional sin embargo no están precisamente en contacto con la cultura y costumbres del país de destino. Sus compañeros, en la mayoría de los casos, serán estudiantes de infinidad de países, no locales, que vienen a participar en un programa similar.

Alojamiento en Familia

Muchas familias locales americanas, canadienses, irlandesas o británicas abren las puertas de sus hogares para dar la bienvenida a miles de estudiantes que, con muchísima ilusión, buscan no solo una estancia en el extranjero sino una experiencia de inmersión cultural en la que no solo van a mejorar su nivel de inglés sino que van a experimentar de primera mano la cultura y las costumbres de ese país.

Es innegable que cada familia es única pero podemos establecer ciertas generalidades en cuanto a las peculiaridades de las familias anfitrionas participantes en este tipo de programas en función del país de destino:

En Estados Unidos 

La mayoría de familias anfitrionas en Estados Unidos son voluntarias y viven en zonas rurales. El hecho de que las familias no perciban ningún tipo de compensación económica nos da la garantía de que sus motivaciones distan mucho de ser económicas y de que se han embarcado en este proyecto porque realmente desean tener en su hogar a un estudiante de intercambio con quien compartir su forma de vida y aprender valiosa información de su país de origen sin necesidad de coger un avión y volar fuera de los Estados Unidos.

En Canadá 

Podríamos decir que las familias canadienses ofrecen lo mejor de la cultura americana y la cultura europea. La vida familiar en Canadá no dista mucho del día a día de una familia americana. Suelen vivir también en zonas rurales o residenciales y tienen una actitud y un carácter puramente americano con un barniz europeo, fruto de su excelente sistema educativo. En Canadá, por lo general, las familias son voluntarias, o bien, reciben un pequeño estipendio para cubrir los gastos generados por tener a un estudiante en su hogar sin llegar a ser éste el motivo de su decisión de alojar a un estudiante extranjero.

En Irlanda 

Las familias irlandesas pueden ser consideradas unas verdaderas especialistas en acoger estudiantes extranjeros. Desde hace algunas generaciones Irlanda se ha convertido en un destino muy popular entre los estudiantes europeos, especialmente españoles, y por ello es muy frecuente encontrar familias irlandesas anfitrionas que han alojado estudiantes en su casa en varias ocasiones y que son incluso hijos de matrimonios más mayores que se dedicaban a ello en el pasado.

Las familias irlandesas son remuneradas por alojar a estudiantes en su hogar y en muchas ocasiones sus motivaciones para embarcarse en este programa son económicas llegando, muchas de ellas, a tener este “trabajo” como modo de vida. Está claro que su implicación hacia el estudiante será distinta a las familias voluntarias pero no por ello deben ser consideradas peores familias; tendremos simplemente que tener en cuenta ciertos detalles para que nuestra estancia con una familia irlandesa sea todo un éxito.

En Inglaterra 

El destino por excelencia para aprender inglés desde hace décadas es precisamente el país donde surgió este idioma. Inglaterra no es solo popular para aprender inglés entre los estudiantes europeos sino que estudiantes de todos los rincones del mundo, últimamente muchos asiáticos, eligen el país de la Union Jack para su estancia de idiomas. Las familias británicas, al igual que las irlandesas, son remuneradas por alojar estudiantes en su hogar y muchas de ellas viven de ello. Suelen vivir en zonas residenciales de fácil acceso a los transportes públicos y hay muchísima variedad étnica (anglosajones, de origen africano, hindú, pakistaní…).

Principales ventajas del alojamiento en Familia

  • Práctica del idioma : Conviviendo con una familia local la exposición del estudiante hacia el inglés está asegurada y es constante. Todo el tiempo que el estudiante pase con su familia tendrá que comunicarse en inglés, sin posibilidad de hablar su lengua materna con otros compañeros. Es obvio que cuanto más abierto y confiado sea el estudiante practicará más el inglés con los miembros de su familia pero hasta los más tímidos se encontrarán momentos en los que “se verán obligados” a hablar inglés para resolver determinadas situaciones cotidianas (muchas de ellas relacionadas con la comida 🤣).
  • Total Inmersión ✅: Además del factor lingüístico, alojarse con una familia local nos va a aportar una experiencia de inmersión en su forma de vida que es impagable. Para conocer bien la cultura y costumbres de un país no hay mejor experiencia que convivir con una familia local como uno más de ellos.
  • Autonomía personal ✅: Convivir con una familia extranjera implicará también enfrentarse a situaciones desconocidas y en algunos casos incluso incómodas. Lejos de ser esto un problema, es una oportunidad para crecer como personas, aprender a gestionar situaciones difíciles, desarrollar un sentimiento de respeto y tolerancia hacia lo diferente y, en definitiva, fomentar mayor autonomía personal.

Posibles inconvenientes del alojamiento en Familia

  • Necesidad de adaptación a una cultura y estilos de vida diferentes ❌: La necesidad de adaptar nuestras costumbres a las normas y el estilo de vida ya establecido en una familia anfitriona puede ser considerado en algunos casos un handicap a la hora de decidirse por un alojamiento u otro. El tener que enfrentarse a distintos horarios, comidas, actividades, normas de convivencia… puede hacer que determinados perfiles de estudiantes (por ejemplo menores de 13 años, con ninguna experiencia de estancias en el extranjero o que sean especialmente introvertidos) perciban esta necesidad de adaptación e interacción con una familia como un escollo insalvable y prefieren las certezas de un alojamiento en residencia. En estos casos, muchos estudiantes optan por una primera experiencia de estudios en el extranjero en una residencia y, una vez han cogido la confianza necesaria, se animan a probar la experiencia en una familia.
  • Falta de acoplamiento ❌: En algunos casos excepcionales, a pesar del esfuerzo de la familia anfitriona y el estudiante por mantener una buena relación y fomentar un clima de convivencia, las diferentes personalidades simplemente no terminan de encajar y se puede incluso llegara a proponer un cambio de familia anfitriona para intentar que el alumno en cuestión pueda desarrollar su estancia en el extranjero de la manera más cómoda posible.

En resumen, dependiendo de los objetivos de padres y estudiantes y el perfil del alumno que se plantea un viaje de estudios en el extranjero, puede ser más idóneo un tipo de alojamiento u otro. Según nuestra experiencia profesional podríamos considerar que para conseguir obtener una verdadera experiencia de inmersión en el extranjero es ideal convivir con una familia local y poder experimentar de primera mano el día a día del país de destino.

A través de este enlace podéis consultar los cursos de verano de CLS en el extranjero con alojamiento en familia y residencia


Quizá te pueda interesar

Aprender idiomas en el extranjero – Alojamiento en familia o en residencia
4.5 (90%) 2 votes