Un día en casa de Bea


¡Buenos y lluviosos días por la zona de Washington! Hoy os voy a contar un día en casa de Bea. Lo que podría parecer un día aburrido o un día en el que cualquiera diría que no ha hecho nada en realidad tiene un montón de detalles que destacar, sobre todo cuando se está en un lugar nuevo.

El día de Bea comienza hacia las 12, con un desayuno bastante tardío, a la hora que la gente aquí suele comer. Hoy toca un bol lleno de fruta con buenísima pinta, un par de lonchas de bacon y una especie de pan con queso.

Después de desayunar, ha sido un buen momento para ver “El conde de Montecristo” con su host sister, Anabelle. Después de la peli, un poco de chill hasta que llegue el momento de hacer las tareas del día. ¡Hoy era el día de barrer la cocina!

Como muchos otros días, han ido a cenar a Carrabas, el restaurante en el que trabaja su host mother. Es un restaurante italiano en el que cocinan muy bien. Hoy Bea ha decidido pedir pasta y un filete de ternera. ¡Estaban buenísimos y le han sentado genial!

Después de cenar ha sido el momento de relajarse un poco jugando al Fortnite con Anabelle mientras esperan el momento de ir a buscar a su host mum al trabajo, hacia las 10 de la noche. Como hoy no han tenido lunch y la madre cena al llegar, van a aprovechar para volver a cenar con ella cuando lleguen a casa.

Ya nos quedan poquitos días aquí… La verdad es que ha pasado súper rápido. Probablemente cuando miremos hacia atrás y recordemos esta experiencia nos acordaremos de días como el de hoy de Bea, días aparentemente normales pero muy diferentes a lo que estamos acostumbrados.

Paloma 😊

Previous Esto se acaba..penúltimos apuntes de un mes memorable
Next Hasta Siempre Michigan!