CONTACTA CON NOSOTROS

Telf.: 91 447 00 25

info@cls-idiomas.com
Más información y Catálogos

Catálogo cursos CLS 2019

Press enter to begin your search

Entrevista a nuestra alumna de Año Escolar en USA – María González Rothvoss

 

ENTREVISTA A NUESTRA ALUMNA MARÍA GONZÁLEZ ROTHVOSS- PROMOCIÓN 2018/19

María González-Rothvoss. (Zeeland, Michigan)

Google Maps

Al cargar el mapa, acepta la política de privacidad de Google.
Más información

Cargar el mapa

 

A principios de septiembre de 2018 aterricé en Michigan, donde pasaría el año entero en un pueblo llamado Zeeland. 

A mi familia ya la conocía porque el verano anterior había estado con ellos un mes entero. Tenía tres hermanas, todas más pequeñas que yo y de mascotas tenía un perro y un gato.

Los primeros días de clases fueron muy distintos de lo que me imaginé pero la gente era muy agradable y todo el mundo estaba dispuesto a ayudarte aunque no te conociesen.

Allí practiqué dos deportes. En otoño hice natación, luego en invierno me apunté a un club con unas amigas para seguir nadando y en primavera me convencieron para hacer waterpolo. La verdad es que apuntarse a deportes es una de las mejores maneras de hacer amigos. 

Hice muchos amigos allí, con los que sigo hablando todavía, después de dos años. También asistí a todos los bailes del colegio, es decir, a homecoming, winterfest y a prom, eso si que fue como en las películas, todo era muy divertido, desde que quedabas con amigas para prepararte hasta que llegabas al baile. 

También tuve la oportunidad de viajar con la familia. En otoño fui a Chicago a visitar a familiares y en primavera visité Washington D.C. Tengo muy buenos recuerdos de esos viajes aunque lo que peor llevé fue el viaje de 10 horas en coche hasta Washington. 

Thanksgiving fue como en las películas, comimos pavo con toda la familia, pero eso después de correr una carrera de 8km que había en mi pueblo  con un frío que hacía que todos corriésemos más rápido para tomarnos algo calentito. estaba claro que el pavo había que ganárselo pero fue muy divertido. Y navidad también fue genial, pasamos parte de la noche con la familia de la madre y la otra parte con la familia del padre. Nochevieja decidimos pasarla en familia y nos fuimos a la bolera. 

Y por último, otro buen recuerdo que tengo es de mi cumpleaños. Después de un gran día de clase lleno de risas y momentos divertidos, les dije a mis amigas más cercanas de quedar pero me dijeron que no podían, entonces llegué a casa y pues me puse a jugar al tenis con una de mis hermanas y luego a ver la tele con el resto hasta que me dijeron si les podía ayudar con algo en el jardín. Cuando salí me encontré a mis amigas, que habían preparado una cena tipo picnic con ayuda de toda mi familia. Habian traído mi comida favorita de mi fast food restaurant favorito y mi bebida favorita. Después de cenar, nos metimos en el jacuzzi que había en mi jardín y estuvimos ahí hasta que se hizo de noche. Entonces decidimos hacer un fuego y comer s’mores. 

Sin duda recomiendo esta experiencia tan bonita a todos porque no solo sirve para aprender inglés e ir a clase, sino para ser más independiente e incluso harás amistades que seguramente duren muchos años.

 

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR