Primeros y Calurosos días por Pensilvania


¡Hola familias!

¿Cómo va todo por allí?

Por aquí todo parece marchar sobre ruedas. Aunque aún estamos solo en el tercer día del programa, l@s chic@s se han adaptado bastante bien y están muy contentos.

Es lógico que los primeros días podamos sentirnos fuera de lugar, pero estoy convencida de que las familias de acogida harán lo que sea para hacernos sentir como en casa; así que no debemos olvidarnos de ser agradecidos y comportarnos de manera educada.
Algo muy típico por aquí es ir a recoger fruta, ya sean arándanos, fresas o cerezas entre otros. La gente suele llevar sus cestas o bowls a plantaciones de estas frutas, donde puedes coger tantas como quieras sin olvidarte de pesarlas y pagarlas antes de irte! Es una opción bastante buena si quieres asegurarte de comprar un producto bueno. Y esto es lo que ha hecho Lucía en estos días. Ahí podéis verla con una de las peques de la familia. Según me cuenta se lo pasó genial!

En estos días de calor (pero calorazo) muchos han aprovechado para darse un remojón. Y es que no se me ocurre mejor forma para refrescarse! Varios de nuestros chicos han estado en la piscina o en la playa. Debemos recordar que la playa más cercana está en la costa de Nueva Jersey y que sus aguas son del Océano Atlántico. Apuesto que están bastante fresquitas… 😋

Hay quien ha tenido la oportunidad YA de ir al parque de atracciones. Ignacio ha podido disfrutar de la montaña rusa más alta del mundo en su tercer día por estas tierras. E imagino que lo pasaría bomba!

También tenemos por aquí a Claudia y Juana, quienes juntas han visitado una exhibición de automóviles en un evento nacional.

De todas formas, estoy segura de que lo mejor está por venir! No hemos hecho nada más que empezar, osea que debemos tener paciencia y disfrutar de nuestro paso por aquí.

Ah! Seguro que la mayoría irán mañana a misa. La mayoría de las familias son bastante religiosas y les gusta compartir con los demás sus tradiciones o rutinas. Es interesante ver y comparar con lo que nosotros solemos hacer. El domingo es también un día bastante familiar, en el que todos los miembros de la familia intentan reunirse y tienen una comida algo mayor a la habitual. Por lo general, es un día bastante tranquilo.

Ya os contaré cómo les va el domingo.

Un abrazo.

Previous Primer día por las Américas
Next Primeras 48 horas..¡todo un éxito!